viernes, 7 de enero de 2011

Indicadores

Algunos indicadores observables desde el ámbito familiar de que un niño o adolescente está siendo objeto de acoso escolar son los siguientes:

- Presencia de lesiones físicas.

- Pérdida o rotura de pertenencias.

- Cambios de humos muy acusados.

- Tristeza o síntomas de depresión.

- Pasar mucho tiempo sólo y no salir con amigos.

- Descenso en su rendimiento escolar.

- Miedo a ir al colegio, o poner excusas para faltar.

- Síntomas psicosomáticos (vómitos, dolores abdominales) antes de ir al colegio.

- No hablar del colegio.

En el medio escolar se podrían dar los siguientes indicadores de que un alumno está siendo acosado:

- Absentismo escolar frecuente.

- Descenso en el rendimiento escolar.

- Apatía, abatimiento, tristeza.

- Alumno que no es escogido para trabajo de grupo.

- Soledad, ausencia de relaciones en el colegio.

- Murmullos, risas por lo bajo, cunado un alumno entra en clase o contesta a una pregunta.

- Viene con golpes o heridas del recreo.

- Casi siempre sale de casa con el tiempo justo, o sale el último o el primero de la clase para no coincidir con los agresores.

- Se pone nervioso al participar en clase.

- Conflictos frecuentes con los mismos compañeros.

Los indicadores observables desde la familia de que un niño o adolescente es un acosador, serían:

- Ausencia de empatía con el sufrimiento de los demás.

- Prepotente y dominante con hermanos y amigos.

- Hablar despectivamente de algún chico/a de su clase.

- Mofarse o burlarse de sus iguales.

- Haber sido recriminado más de una vez por peleas con sus iguales.

- Falta de cumplimiento de las normas en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada